Ironía y burla en «El licenciado Vidriera»

Enrique Rull

Resumen


Cervantes utiliza múltiples recursos expresivos y formales para constituir un texto burlesco, pero casi siempre dominado por el afán de una crítica personal que puede incluso involucrarle a él mismo, puesto que alude a sus posibles carencias literarias. Para ello utiliza frecuentemente al narrador ficticio, que es el propio Licenciado y aun a otros terceros narradores. La variedad de técnicas implica un enriquecimiento de las perspectivas que utiliza, de forma que el autor es capaz de crear un mundo variado y rico, como es la propia vida social e individual que trata de reflejar y que consigue siempre con sorna, pero sin acritud y con una buena dosis de comprensión para los defectos que critica.

Texto completo:

PDF LIA

Referencias


Calderón de la Barca, Pedro, Verdadera quinta parte de las comedias de Calderón de la Barca, en Madrid, por Francisco Sanz, 1682.

Cervantes, Miguel de Cervantes, El licenciado Vidriera, en Novelas ejemplares, Madrid, Castalia, 1982, tomo II, pp. 101-144.

Rey Hazas, Antonio, «Cervantes se reescribe: teatro y Novelas ejemplares», Criticón, 76, 1999, pp. 119-164.

Rull Fernández, Enrique, «Los viajes del licenciado Vidriera», comunicación leída en el VIII Congreso Internacional de Caminería Hispánica, Pastrana-Alcalá de Henares, 26-30 de junio de 2006.




DOI: https://doi.org/10.13035/H.2019.07.02.10

Licencia Creative Commons
Hipogrifo (ISSN: 2328-1308) es una revista bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.